domingo, 21 de diciembre de 2014

Ilusión

Tres cuerpos. Tres jodidos cuerpos llevaba en el maletero de su coche a las tres de la mañana. ¿Él qué coño sabía? Se asustó; solo eso. Y estaba oscuro.
¿Cómo iba a saber que la ilusión de su hijo era tan poderosa?
Y aún quedaba un problema más. ¿Cómo iba a deshacerse de los camellos?



Este es otro relato con el que también participo en el CONCURSO DE MICRORRELATOS DE NAVIDAD ''LA CARA OCULTA'' del blog Círculo de lectores.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si has leído la historia, ¿por qué no comentar? Tanto si te ha gustado como si no, no dudes en hacérmelo saber. ¡Gracias!